Concha
Menú
  • Síguenos en
×
Home Item Item Item Item
Publicidad Banner Banner

Nutrición e hidratación en el Camino

El Camino Francés es una galería de sabores. Los hitos jacobeos recorren ocho provincias de cuatro comunidades
Ponte en forma para el Camino

El Camino Francés es una galería de sabores. Los hitos jacobeos recorren ocho provincias de cuatro comunidades autónomas en el norte de España y los peregrinos compostelanos tienen oportunidad de disfrutar cocinas tradicionales muy variadas y apetitosas. El tiempo necesario para seguir los hitos de las flechas amarillas desde los Pirineos hasta Santiago de Compostela es aproximadamente un mes, cuatro semanas caminando cada día una media de 25/30 kilómetros, un desafío físico de alto nivel que requiere un inmenso desgaste de energía, buena alimentación y cuidar mucho la hidratación.

La gastronomía local de cada comarca que visita la ruta jacobea es una tentación y forma parte de los placeres y atractivos de la aventura senderista. El peregrino tendrá que combinar la nutrición específica deportiva, pensada en un correcta hidratación y el rendimiento físico de cada jornada, con la alimentación cotidiana en bares, tabernas y restaurantes, donde habitualmente ofrecen el típico “menú de peregrino”, que no deja de ser un “menú del día” con apellido embaucador.

Recomendaciones

Beber muchos líquidos cada día durante la marcha, sobre todo agua y zumos de frutas. Y los días de calor o mucho desgaste, en largas subidas por ejemplo, añadir sales de buena calidad en el agua. Los refrescos burbujeantes y los “isotónicos” de aguas carbonatadas no cuentan, si están fríos simplemente refrescan, pero no sirven para reponer correctamente las sales minerales que gasta el organismo durante la actividad.

Nutrición e hidratación

Llevar una cantimplora de boca ancha, es cómoda para llenar en los caños de las fuentes y los manantiales.

En el Camino Francés hay poblaciones cada diez o quince kilómetros, salvo algún tramo en Tierra de Campos de 18/20 km sin lugares para comprar alimentos o reponer agua. En la mochila no es necesario cargar cada día con muchos víveres, es mejor comprar la comida sobre la marcha, hay que llevar simplemente unos frutos secos (nueces, almendras, pistachos,…), frutos dulces (orejones, pasas, ciruelas, dátiles,…) y alguna barrita energética. Los geles son recomendables en caso de pájara o para las personas que necesiten suplementos rápidos de glucosa.

En los pueblos es habitual encontrar lugares para comprar fruta fresca.

Una buena prevención para evitar pájaras por desnutrición es el entrenamiento previo. Es recomendable hacer travesías senderistas de largas distancias las semanas previas al viaje jacobeo, llevar el mismo equipo, con el mismo peso y acostumbrar al organismo a los mismos complementos de alimentación que tomará después en las jornadas por los caminos de las flechas amarillas.

Los ejercicios de entrenamiento sirven para acostumbrar el cuerpo a los esfuerzos intensos y continuos durante varios días seguidos.

La meteorología influye bastante en el tipo de alimentación y la cantidad de líquidos que se deben ingerir en cada etapa. Los días de lluvia, frío o viento hay que aumentar el consumo de calorías y carbohidratos, sin bajar la cantidad de líquido ingerido para digerir precisamente el aumento de hidratos de carbono. Y las jornadas de calor tomar más fruta, ensaladas y productos frescos.

Nutrición e hidratación

En la elección de la mochila se debe tener en cuenta que en algunos momentos es necesario disponer de hueco extra para llevar la compra o las botellas de agua y los refrescos. Si el tamaño elegido es justo para el equipo básico de viaje habrá que llevar las bolsas de la compra en las manos y es muy incómodo y molesto, además puede cargar excesivamente los hombros al mantener rígidos los brazos, sin realizar el habitual movimiento caminando con los bastones.

Llevar algunas bolsas tipo “ziplock” para guardar comida sobrante o ciertos alimentos que necesitan bolsas herméticas.

Y no olvidar una navaja multiusos, algunas de sus funciones están pensadas para los momentos de comer y beber.

Editado por